Cada mañana trae una bendición.

Cada mañana trae una bendición.

Cada mañana trae una bendición escondida;
una bendición que solo sirve para este día
y que no puede guardarse o desaprovecharse.

No podemos dejar nunca que cada día parezca igual
al anterior porque todos los días son diferentes.
Presta atención a todos los momentos,
porque la oportunidad, el “instante mágico”,
está a nuestro alcance.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s