Si me vas a amar, ámame ahora…

Si me vas a amar, ámame ahora...

Si me vas a amar, ámame ahora
mientras yo pueda gozar
de todos los tiernos y dulces sentimientos
que fluyen del cariño verdadero.

Si me amas, dímelo ahora, no esperes más
Ámame ahora, mientras viva,
no esperes a que me haya ido
para grabar en mármol
palabras de amor ardiente en piedra fría.

Si estás por mí, házmelo saber

Si tienes pensamientos
cariñosos y dulces acerca de mí,
¿por qué no me los susurras ahora?

Si esperas a que duerma
para nunca más despertar,
habrá paredes de tierra entre nosotros
y no podré oírte entonces.

No necesitaré de tus caricias
cuando la hierba crezca sobre mi cara.

No desearé tu cariño o tus besos
en mi último lugar de descanso,
así que si me amas, aunque sea un poquito,
házmelo saber mientras aún vivo.

Así podré tenerlo y atesorarlo.

Una sonrisa no cuesta nada…

Una sonrisa no cuesta nada...

Una sonrisa no cuesta nada,
y en cambio… ¡Cuánto da!

Enriquece a quien la recibe sin empobrecer a quien la otorga.

Una sonrisa es cosa de un momento, y sin embargo casi siempre perdura en la memoria.

Nadie hay que sea tan rico ni poderoso que pueda pasearse sin una sonrisa, y nadie es tan pobre que no pueda ser enriquecido asimismo con una sonrisa.

Crea y protege la buena suerte en los negocios y es la enseña más preciada de la amistad.

Brinda descanso al fatigado, entusiasmo al abatido, alegría el triste, y es el antídoto natural mejor que existe contra las dificultades.

Sin embargo, la sonrisa es algo que no puede ser comprado, mendigado, ni tampoco se puede pedir como préstamo, porque es un don que no tiene valor, sino hasta el momento en que se prodiga espontáneamente…

Hay seres tan cansados de la vida, que ya no pueden otorgar sonrisas.
Démosle a ellos una de las nuestras, porque no hay nadie que más la necesite que aquellos que ya no tienen sonrisas que ofrecer.

Aprovecha el dia

Aprovecha el dia

No dejes que termine el dia sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco feliz, sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte que es casi un deber.

No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar el mundo.
Somos seres humanos llenos de pasión.

La vida es desierto y es oasis.

Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el hombre.

No caigas en el peor error, el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.

Vívela intensamente, sin mediocridades.

Piensa que en tí está el futuro y en encontrar la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte.

No permitas que la vida te pase a tí sin que la vivas.

El Verdadero Amor

El Verdadero Amor

El Verdadero Amor es una de las joyas más preciadas que la vida te dará: atesóralo con todo tu corazón. Cuando encuentras alguien que te ama tal como eres, que es inquebrantable en momentos de tensión, que desea crecer contigo y te permite ser y sentirte como quieras en todo momento, comprende que no habrá nada mejor que puedas encontrar en una persona.

Probablemente cuando encuentres al Amor Verdadero sientas miedo. Miedo de ser vulnerable, miedo de ser abandonado y miedo de desprenderte de tus propias pautas egoístas que mantienen separado tu verdadero yo de los demás.
Confía en el amor y atraviesa tus miedos, véncelos.

Dar este paso hacia la fe, en todo momento, es lo que el Amor requiere para obsequiarte su dulce recompensa…

Simplemente “NO”

No te calles un TE QUIERO…
No te guardes un ABRAZO…
No temas pedir PERDÓN…
No te cierres a la posibilidad de PERDONAR…
No detengas el fluido de una CARCAJADA…
No pierdas la oportunidad de CONSENTIRTE y demostrar tu CARIÑO…
No te olvides que la vida son MOMENTOS, y estos instantes, le dan
“SENTIDO A LA VIDA”
¡Disfruta la vida!

Una nueva oportunidad

Una nueva oportunidad

He tenido malas experiencias en la vida, motivos para llorar y sufrir… pero he decidido no dejarme llevar por el pasado. Estoy lejos de la perfección, he cometido errores, pero como persona soy única, no hay nadie como yo. Tengo derecho a encontrar el amor y la felicidad, y lo haré.

Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad. Puede que en tu primera etapa sufrieses y llorases, pero hoy se te concede una nueva oportunidad en la vida… No cierres tus ojos y tu corazón a otra opción, no conviene vivir con miedos impuestos del pasado.

No descartes el amor, puede que ahora te cuestiones mucho y pienses que tras lo vivido el amor ya no es una opción. Pero todas esas preguntas y dudas que te asaltan no obtendrán respuesta si te quedas en tu cuarto rebañándote entre tristeza y reproches. Sólo abriendo tu corazón podrás saber hasta donde puedes llegar siendo una persona nueva.

La vida nunca es como uno quiere que sea, cuando más confiamos más nos hieren; tras una dolorosa experiencia decimos que nunca más volveremos a creer en el amor, pero al final no es así.

No debes bajar las manos, debes seguir en tu búsqueda.
Un día te encontrarás con alguien y te dará miedo dar un paso adelante, miedo a que te vuelvan a dañar, miedo al fracaso y a lo que dirá la gente si decides rehacer tu vida…

-No permitas que el miedo te domine-
Es lógico que al principio tengas miedo a que se repita el pasado, pero tienes capacidad de enfrentar la adversidad, nada puede negarte la felicidad que mereces, todos debemos sentirnos amados en la vida. ¿Dices que te te dejó de lado a la primera de cambio? ¿Y qué? No pasa nada, todas las cosas se pueden superar, tenemos capacidad de ello. Todos sufrimos un mal trago, lo sufrimos, pero después pasamos página.

Hoy tenemos un libro en blanco en el que podemos escribir una nueva historia, un nuevo romance… que nadie te quite la sonrisa de esa cara, nuestro entorno siempre cuestionará lo que hacemos o dejemos de hacer. Pero tú, vive la vida sin dar vueltas hacia atrás. Sé feliz, enamórate hasta los huesos, ríe, ve por la vida confiando que esta vez harás las cosas bien y que no todo es tan malo. Eso sí, no olvides que no todo es tan perfecto como queremos, que hay que luchar por nuestra felicidad.

Debes creer en las segundas partes.
No todas las personas son iguales, tenemos nuestras imperfecciones, nadie está realmente buscando una persona perfecta de la que enamorarse, lo que realmente queremos es encontrar amor sincero, amor verdadero… un amor que no da lugar a desconfianzas.

Puede que no seamos personas perfectas, pero sí únicas, no hay dos iguales, nadie piensa o actúa igual que tú, y eso es lo que marca la diferencia. Tenemos derecho a tener un buen amor, una relación sana, sin vicios ocultos. Sigue adelante con esos nuevos planes que tienes, porque eso es algo que te debes, saca la valentía que tienes dentro de ti, y da paso a una nueva etapa en tu vida.

Repite conmigo:
“Aunque yo cometa errores, mi voluntad es ser feliz y salir adelante; haré todo lo necesario para conocerme en lo íntimo de mi ser, crearé mis propios sueños y viviré la vida a mi manera. Aunque vuelva a caerme, que lo haré, me volveré a levantar, me repondré y me daré tantas nuevas oportunidades como necesite para alcanzar mis metas, sueños e ilusiones.”

“No existe un día más hermoso que el día de hoy”

Hoy estoy vivo.
Ayer fui.
Mañana seré.
Hoy soy.

La suma de muchísimos ayeres forma mi pasado.

Mi pasado se compone de recuerdos alegres y tristes… Algunos están fotografiados y ahora son cartulinas donde me veo pequeño, donde mis padres siguen siendo recién casados y donde mi ciudad parece otra.

El día de ayer pudo haber sido un hermoso día…
pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás,
pues correría el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado.

Tal vez el día de mañana amanezca aún más hermoso…
pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte,
pues correría el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

Hoy es el mejor día para vivir en plenitud
Por eso, yo prefiero el día de hoy.

Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecerme con su frío.
Quiero sentir como cada instante me dice “¡Presente!”

Sé que el presente es muy breve, que pronto pasará, pero más tarde me será imposible modificarlo, ni pasarlo en limpio. El presente se vive en este breve instante. Tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana, pues es un tiempo que todavía no existe.

Por eso, hoy te digo que te quiero…
es hoy cuando te escucho,
hoy pido disculpas por mis errores,
hoy te ayudo si me necesitas,
hoy comparto lo que tengo,
y hoy salgo adelante sin guardarme palabras para mañana.

Porque hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo,
sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río y amo. ¡Como tú!

Por eso “me gusta” y comparto contigo.