Gracias…

La importancia de agradecer…

“Gracias…
A todos los que conocimos y olvidamos,
a los que nos conocieron y nos olvidaron,
a los que recordamos y nos recuerdan,
a los que amamos y ya no,
a los que aún nos saludan cuando los vemos,
aunque ya no nos hablemos.”
— Frase autor anónimo.

“Gracias” es una de esas maravillosas palabras que siempre la guardamos para nosotros. Muchas veces cuando las personas hacen algo por una damos por hecho que ya agradecimos lo que han hecho por nosotros, pero no es así, es importante dar las gracias por cada gesto de bondad que recibimos.

Debemos estar agradecidos cuando alguien nos llama por teléfono para preguntarnos cómo estamos. ¿Quién obliga a una persona llamar a otra? Nadie, sólo lo hacen porque nos quieren y nos aprecian.

No seamos personas ingratas y sepamos dar las gracias a cualquier persona que haga algo por nosotros. Un ejemplo muy claro es que cuando vamos a un salón a tomar un té pagamos la cuenta, rara vez dando las gracias a quien nos estuvo atendiendo lo mejor que pudo.

Yo siempre agradezco, hasta a la persona que trabaja en el supermercado y nos muestra el producto, es un gesto amable y hay que agradecer. Cuando nos despertamos y abrimos los ojos ¿damos las gracias a Dios por el solo hecho de respirar? Bueno, eso que cada cual lo responda en su interior.

Gracias por tu amistad, gracias.
Debemos dar las gracias a los amigos que hemos conocido por Internet, que muchas veces son mejores amigos que los que tenemos a nuestro lado, siempre ofreciéndonos su apoyo.

Cuando vas por la calle, alguien te reconoce, y se acerca para hablar contigo; da las gracias por el hecho de que te hable y sea tu amigo.

Esa palabra tan maravillosa
“gracias”…
es muy corta pero poco usada.

Siempre demos las gracias.
No lo olvidemos, no cuesta nada dar las gracias.
Al contrario, te hace más grande.

Nunca des las cosas por sentadas, di con palabras lo que sientes, muchas veces por perezosas no llamamos a la casa o a nuestros amigos y cuando llamas ya es tarde pues esa persona ya no está y lo peor es que ya no volverá, como cuando alguien que amamos se va de este mundo y no pudimos hablarle.

No dejemos nada para mañana, muchas veces puede ser demasiado tarde, hoy mismo agradece todo lo que han hecho por ti y empieza por decirle a Dios “muchas gracias Señor por darme un día más para enmendar mis errores” y después, a todas esas personas que hemos dejado de lado…

image

Te doy las gracias.
Decir gracias, es la mejor palabra que nuestra boca puede salir.

“Juramento a mí misma”

10702192_762811357098056_3962446424293807784_n
No porque me lo pidan, sugieran o impongan… no por los demás sino por mí misma. Por mí, por mi valor como mujer, por lo mucho que merezco y valgo me hago este juramento:

Lucharé por mí misma, por hacerme respetar y valorar, por disfrutar de mi vida, con sus risas y lágrimas. Será por mí que decido tomar esta firme decisión. Yo soy mujer, yo cuidaré de mí misma.

Cuenta con “DIOS” en vez de en ti mismo…

Cuenta tus bendiciones en vez de tus cruces
Cuenta tus logros en vez de tus pérdidas
Cuenta tus alegrías en vez de tus penas
Cuenta tus familiares en vez de tus amigos y
Cuenta tus amigos en vez de tus enemigos
Cuenta tus sonrisas en vez de tus lágrimas
Cuenta tu coraje en vez de tus temores
Cuenta tus años plenos en vez de los vacíos
Cuenta tus buenas acciones en vez de las pobres
Cuenta tu salud en vez de tu riqueza
Cuenta con “DIOS” en vez1794631_763209923724866_2610218757113868149_n de en ti mismo…

Atrévete a creer:

10398669_763420980370427_5268736771691888044_n

No puedes ser todo para toda la gente.
No puedes hacer todo a la misma vez.
No puedes hacer todo igual de bien.
No puedes hacer todo mejor que los demás.
Tu humanidad se muestra como los demás.

Así que:
Debes descubrir quien eres, y serlo.
Debes decidir que hacer primero, y hacerlo.
Debes encontrar tu fortaleza y usarla.
Debes aprender a no competir con otros
Porque no hay otra persona
en la competencia de ser “tú”.

Después:
Aprenderás a aceptar tus propias diferencias.
Aprenderás a escoger prioridades y hacer decisiones.
Aprenderás a vivir con tus limitaciones.
Aprenderás a darte el valor que debes tener.
Y serás un mortal vital.

Que eres una persona única y maravillosa.
Que eres un evento en la historia.
Que es mas que un derecho, es tu deber ser quien tu eres.
Que la vida no es un problema para resolver, pero un don para querer.
Y podrás sentirte bien, con lo que antes te angustiaba.

De tanto perder aprendí a GANAR.

10696159_763873616991830_3813664096233817516_n
De tanto llorar se me dibujó esta SONRISA.
Conozco tanto el piso que sólo miro el CIELO.
Toqué tantas veces fondo que cada vez que bajo,
ya sé que mañana SUBIRÉ…

Me asombra tanto cómo es el ser humano,
que aprendí a ser YO mismo.
Tuve que sentir la soledad para aprender a ACOMPAÑARME…
Intenté AYUDAR tantas veces a los demás,
que APRENDÍ a esperar a que me pidan ayuda.
Hago solo lo que debo
de la mejor forma que puedo y los demás
que hagan lo que quieran.
Vi tantas liebres correr sin sentido
que aprendí a ser tortuga
y apreciar el recorrido

No te rindas….

10351839_764266383619220_8109040748430837977_n

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento.”

Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas.

Las mujeres tienen fuerzas que asombran a los hombres.

Llevan a los hijos, sobrellevan dificultades, llevan pesadas cargas pero se aferran a la felicidad, amor y alegría.

Sonríen cuando quieren gritar.

Cantan cuando quieren llorar.

Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas.

Pelean por lo que creen. Se sublevan contra la injusticia. No aceptan un “no” por respuesta cuando creen que existe una solución mejor. No se compran zapatos nuevos pero a sus hijos sí…… Acompañan al médico a un amigo asustado.

Aman incondicionalmente.

Lloran cuando sus hijos sobresalen y ovacionan a sus amigos cuando triunfan. Se les rompe el corazón cuando un amigo muere. Sufren cuando pierden a algún miembro de la familia pero son fuertes cuando no hay de donde más sacar fuerzas. Saben que un abrazo y un beso puede sanar un corazón roto.

946896_764268530285672_1854417758219679887_n
Manejan, vuelan, caminan o te mandan e-mails para decirte cuánto te quieren.

El corazón de las mujeres es lo que hace el mundo girar! Las mujeres hacen más que dar a luz.

Ellas traen alegría y esperanza. Compasión e ideales. Las mujeres tienen un montón de cosas que decir y para dar.

Sí, el corazón de la mujer es asombroso!

No te olvides de orar esta noche porque Dios no se olvido de despertarte esta mañana…

10157181_764282940284231_5737608883515545761_n