APRECIEMOS LO QUE TENEMOS ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE…

liliya-vodyanaya-cvetok-kapli
Sólo nos damos cuenta de lo que tenemos, cuando lo perdemos.
Sólo apreciamos el alimento que tomamos, cuando nos falta.
Sólo apreciamos el olor de las rosas, cuando reina la podredumbre.
Sólo apreciamos la luz que baña nuestra mirada, cuando no podemos ver.
Sólo apreciamos el canto de los pájaros, cuando no podemos oír.
Sólo apreciamos la salud, cuando estamos enfermos.
Sólo apreciamos a quien tenemos al lado, cuando se va.
Sólo apreciamos la vida, cuando nos acercamos a la muerte.
Sólo apreciamos una caricia, cuando nadie nos la quiere dar.
Solo apreciamos una palabra, cuando nadie nos quiere hablar

ღHOY

23ღHOY… le pedí a Dios por ti, le rogué que algún día me permitiera conocerte, le pedí que su amor inundara nuestras vidas.

ღ HOY… le pedí a Dios por ti, le rogué que al conocerte nos diera un mismo sentir….

ღ HOY… le pedí a Dios por ti, le rogué que me hiciera lo suficientemente capaz de ganarme tu confianza.

ღ HOY… le pedí a Dios por ti, le rogué que fuera yo merecedora de tu amistad y que me pudieras ver como una persona digna de ti.

ღ HOY… le pedí a Dios por ti, le rogué que me permitiera ser parte de ti porque tú ya eres parte de mí.

ღ HOY… hoy le confesé a Dios cuanto te quiero amiga, y cuanto daría por estar contigo siempre, sé que me escuchó y por eso hoy, mañana y siempre seguiré pidiéndole a Dios por ti ღ

Tu mayor tesoro

954864_267395403407367_1003959753_n

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena, mientras pensaba en su vida y reflexionaba…
” Si tuviera un auto nuevo, sería feliz”
” Si tuviera una casa grande, sería feliz”
” Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”
” Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz”

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera…”

Así continuó pensando en todo lo que no tenía y que por lo tanto impedía su felicidad. De pronto se dio cuenta de que solo le quedaba una piedrita en la bolsa y la guardó.
Al llegar a su casa y vaciarse los bolsillos vio que aquella piedrita, era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin apreciarlos?
Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros, por estar esperando lo que creemos perfecto, o soñando y deseando lo que no tenemos, sin darle valor a lo que tenemos cerca.

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar, te darás cuenta cuan afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.
Observa bien lo que tienes, tal vez sea un diamante valioso.

En realidad, cada día es un diamante precioso, valioso e irremplazable.
Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca más poder recuperarlo.

Dame Señor, lo que tú sabes que me conviene y que yo no sé pedir.
Dame un corazón alerta, un oído atento y activa mis manos y mente, para que esté siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad.

Derrama Señor tu Gracia sobre todos los que amo y concédeme tu paz

Hazlo ya, la vida es corta y debemos aprovecharla. Si no es ahora, cuando?

11174838_828152690571176_8424577063605814656_n
Si deseas dar una sonrisa,
si deseas dar un abrazo,
si desear expresar amor,
si deseas dar las gracias,
si deseas regalar una flor,
si deseas hacer un favor,
si deseas hacer el bien sin mirar a quien,
si deseas regalar una serenata,
si deseas dar las gracias,
si deseas viajar,
si deseas reír,
si deseas soñar,
Hazlo ya, la vida es corta y debemos aprovecharla.
Si no es ahora, cuando?

~Kanelitamiel.

 

Tomar lo bueno y desechar lo malo

11162196_829227257130386_7873356838877203584_nLa vida humana está llena de problemas: problemas personales, problemas interpersonales, problemas existenciales, problemas circunstanciales, problemas sociales, y muchos más.

Los problemas pueden angustiarnos y hundirnos, pero también, sin duda, nos humanizan, nos educan, nos maduran, desarrollan nuestra comprensión.

Mi consejo es tomar lo bueno y desechar lo malo, aprendamos de nuestros errores y de las situaciones para no volver a pasar por lo mismo, y sigamos adelante. La vida es bella sabiendo la vivir especialmente con personas que valen la pena.

No hay problema que sea tan grande que no pueda resolverse.

aa

Cuando una persona tiene un desorden en su mente, debido a que trata de retener todo lo que tiene que hacer, más todo lo que piensa que no debió hacer en el pasado, se torna muy ineficiente en la vida.

No hay problema que sea tan grande que no pueda resolverse. Pero se hace difícil la vida cuando éstos se acumulan, se unen a sentimientos de culpa, a temores y a preocupaciones.

¿Cuántas veces no te ha ocurrido que has estado meses sufriendo por algo que temes, pensando qué consecuencias puede traer si ocurre tal o cual acontecimiento? Y después de vivir semanas o meses de angustia, te das cuenta que las cosas no fueron tan terribles como las habías pensado. E incluso, ¡a veces ni siquiera ocurre lo que tanto temiste! Pero, entretanto, sufriste y hasta te enfermaste.

Las preocupaciones no sirven. Lo único útil es ocuparse, no pre-ocuparse. Analiza los hechos de lo que puede ocurrir y qué harás en cada alternativa. No le sumes tus emociones y temores. Separa los hechos de las opiniones. Mejor aún si escribes las opciones que tomarás si llega a suceder. Y ahora, despreocúpate. Ya llegará el tiempo de ocuparse.

Desconozco a su autor

Juan 11:25 “Yo soy la Resurrección y la Vida, el que cree en mí aunque esté muerto vivirá”.

gorod-park-osen-1025

Porque ese es nuestro Rey.
Dios nunca nos dejará en la cueva sino que bajará, su voz entrará a la cueva y Él nos sacará de allí.
Y podremos decir como el salmista:
“¡Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios, Él es quien rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias!”