Cuida tus palabras, porque se transforman en acciones.

Un día, un niño entró en su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto. 

Su padre, lo llamó, pero él siguió diciendo irritado: “Papá! te juro que tengo mucha rabia! Pedro no debió hacer eso conmigo; por eso, espero que todo le vaya mal! !Lo odio!!!”Su padre, un hombre muy sabio, escuchaba con calma a su hijo quien continuaba diciendo: 
“Imagínate que el estúpido me humilló frente a mis amigos. !No acepto eso! Ojalá se enferme para que no vaya más a la escuela”.
El padre siguió escuchando; se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa de donde cogió un saco lleno de carbón que llevó hasta el final del jardín y le propuso a su hijo lo siguiente:
– “¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? 
Hazte la idea de que es Pedro y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él. 
Tírale todo el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. 
Después yo volveré para ver como quedó.”
El niño se lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones, pero como el tendedero estaba lejos, pocos carbones acertaron la camisa.
Cuando, el padre regresó y le preguntó:

Hijo ¿Qué tal te sientes?
 Cansado, pero mejor, papá!! Mira acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.
El padre tomó al niño de la mano y le dijo:
– Ven conmigo quiero mostrarte algo. Lo colocó frente a un espejo en el que pudiera ver todo su cuerpo….

Qué susto! Estaba todo negro y sólo se le veían los dientes y los ojos. 
En ese momento el padre dijo:
 “Hijo, como pudiste observar la camisa quedó un poco sucia, pero no es comparable con lo sucio que quedaste tú. 
El mal que deseas a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros. 
Por más que quieras o puedas perturbar la vida de alguien con tus pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en ti.
Cuida tus pensamientos, porque se transforman en palabras.
Cuida tus palabras, porque se transforman en acciones.
Cuida tus acciones, porque se transforman en hábitos.

Cuida tus hábitos, porque moldean tu carácter.
Cuida tu carácter, porque de él dependerá tu destino….

Hoy empezaré a cuidar mi corazón.

Lo tengo cubierto de cicatrices
por las tantas veces que amé y no me amaron,
por las veces que lo entregué
y me lo devolvieron hecho pedazos…

hqdefault

Pero de ahora en adelante
ya no podrán jugar con mis sentimientos,
pues yo no estaré con quien no sepa
amarme y respetarme.

❤ Guardaré este corazón para alguien que valga la pena, no seguiré llorando por todas las veces en las que mi pareja se ausenta, pues yo he sido culpable de amar a quien no merecía mi amor.

Yo debo cambiar mi vida y saber distinguir quien merece mi amor y quien no merece ni las migas que caen.

❤ Esta vez se me respetará, a mí y a mi corazón.
Así será, pues cuidaré mi corazón, después de todo, a la hora de la verdad eso es algo que nadie más lo podría hacer por mí. Protegeré mi corazón de los sufrimientos que producen las malas relaciones. Ya no quiero sufrir más, estoy cansada de llorar.

Hoy quiero olvidar todo lo que me hace mal.
Si alguien me daña no querré estar más tiempo con esa persona, la dejaré atrás.

No es fácil tomar tales determinaciones así, especialmente cuando aún estás amando a la persona, pero ahora reuniré fuerzas para lograrlo, mirarme al espejo y convencerme de que a partir de ahora soy yo quien decide lo que pasa en mi interior. Soy yo quien resolverá mi propia vida, quien sanará mi corazón herido. — Ahora sólo decido yo.

El cambio comienza en mi interior ❤

Desde ahora podré estar de pie sintiendo dignidad aun cuando tenga el corazón quebrado. He recibido poco amor a cambio del corazón que entregué, y pese a todas las decisiones que ahora estoy tomando, sé que no podré evitar la senda de los lamentos, pero será sólo por un tiempo limitado. El corazón lo tengo roto, pero sabré superarlo.

Llegará el día en que dejen de dolerme los huesos de tanto extrañarte, y ese día quizás sea el que por fin pueda permitirme decirle a mi corazón que ya he logrado conducir mi propio barco y que lo llevaré a puerto seguro, donde un buen amor me espera.

❤ Yo puedo tomar las riendas de mi corazón y vida.
No sé cuánto tiempo me llevará este proceso de renovación que hoy comienzo dentro de mí. Pero por amor propio, lo haré. Ya no seguiré caminando hacia la deriva, mi corazón será mi brújula, mis manos serán mi sustento y mi cuerpo será las ganas de vivir. Sólo necesito saber que no hay nadie como yo, y eso no me lo quita nadie. Siento que tendré un nuevo despertar en mi vida.

❤ Ya no caeré por quien primero me hable.
Hoy soy una persona renovada, serena, pausada y muy segura. Cumpliré mis metas y sueños, nadie me los podrá robar, son míos, han nacido dentro de mí y los haré parir así como se hace con un bebé. Soy la dueña de mi vida, no quiero falsos dueños, de eso ya estoy cansada. Buscaré un mar tranquilo donde repose mi corazón y toda mi vida.

❤ Dejaré atrás la amargura del pasado.
Recogeré todos los trozos de dolor que han quedado en mi camino, los envolveré en el olvido y allí se quedarán.

❤ Renovaré mi corazón
Cuidaré de mi corazón hasta llegue alguien y poder ofrecerle un corazón sano.
POR AMOR PROPIO,
LO HARÉ
Protejo mi corazón de ti, de personas que no saben amar.
Nadie más jugará con mi corazón.
A partir de hoy, yo cuido de mi propio corazón.

¡Hay que seguir adelante!

becoming-blue-girl

 

Es de ilusos pensar que alguna vez podremos estar totalmente libres de problemas, pues siempre tendremos algo que nos incomode, nos robe el sueño, o nos haga sentir insatisfechos con la vida. Tan pronto resolvamos un problema descubriremos otro nuevo, o lo que es peor, presenciaremos el retorno de un problema que creímos ya superado. Tanto así que es lógico que en ocasiones nos desanimemos, perdiendo la ilusión por vivir el día a día, pensando que la vida ya no podrá sorprendernos ni alegrarnos…

Esos pensamientos no son buenos, no nos hacen bien, y tenemos que deshacernos de ellos pues si vamos a vivir, cosa que ya estamos haciendo, que sea con alegría y esperanza en cada nuevo día.

Después de todo, no todo es negativo, tenemos que aprender a valorar también las cosas buenas sin darlas por sentado. Por mal que estén las cosas, saldremos hacia adelante.

Cada día es un regalo, vívelo así, pues el amor que sienten por ti es una bendición, no todo el mundo es capaz de darlo. En lo personal me gusta creer que las personas somos seres de amor, capaces de dar y recibir alegría los unos a los otros. Me gustaría creer que el amor que entrego es recibido con el mismo valor con el que lo he regalado.

Vivamos cada día como si fuese el último, buscando dar amor y felicidad a los que nos rodean, y aprovechando la oportunidades que tenemos de ser buenos los unos con los otros.
Habremos aprendido a vivir el día en que tengamos un corazón agradecido a Dios por todo cuanto nos sucede. Incluso agradezcamos las lágrimas que derramamos, pues en ellas está la enseñanza que nos hace fuertes.

Pese a todo, seguimos adelante

Las malas experiencias nos motivaron a crecer fuertes, ayudándonos a saber decir adiós a las personas que amamos, en ocasiones incluso hemos tenido que decir un adiós para siempre a personas que ya nunca más podrán estar entre nosotros. Decir adiós nos rompió el corazón en mil pedazos, experiencia dolorosa que jamás podremos olvidar… La vida nos ha dado razones para llorar, pero somos fuertes, y seguimos adelante.

Todo lo superaremos, saldremos hacia adelante.Por otro lado, la vida también nos ha regalado cosas que siempre nos darán razones por la cuales vivir, como lo son nuestros sueños, las personas que amamos, que nos hacen ser mejores personas, y nuestros hijos… esos hermosos seres que un día se realizarán como personas y prolongación de nosotros mismos.

Necesitamos aprender a vivir la vida con todos sus matices, algunos son negros y oscuros, otros están radiantes de luz. En nuestro interior hay una paleta de colores para dar color a medida que maduramos y aprendemos a ver la vida tal como es…

¡Vivamos la vida en plenitud, aun con todos sus matices!
Piensa en lo bueno: la vida es un arcoíris.
La vida está para disfrutarla en felicidad y generosidad. Que al final de nuestro camino podamos sentirnos felices porque las semillas que hemos sembrado, por pequeñas que fuesen, ayudaron a otros que recogieron nuestro fruto. Que al mirar atrás sepamos que hemos ayudado a mejorar sus vidas, que vivimos en el recuerdo de personas que jamás conocimos, que nuestras palabras y amor siguen viviendo y extendiéndose en ellos y a través de ellos.

¡Hay que salir adelante!

Aún quedan muchas sorpresas por ver, no demos nada por sentado, no pensemos que ya lo hemos visto todo y que la vida no nos puede sorprender… Nunca pensemos que estamos de vuelta de nada, no nos dejemos llevar por la tristeza del corazón ni nos sintamos desilusionados por lo que no hemos logrado. No seamos personas amargadas, aun cuando la vida nos trate mal, siempre busquemos dejar un bonito recuerdo en las personas que estuvieron en nuestro camino.

Aprendamos a vivir,
pues aun con sus reveses,
la vida es bella y merecemos vivirla.

 

© 22/10/2013, Autor: Shoshan

Lamentaciones 3:22-23

ph-10253

Que dicha tener la misericordia de Dios cada mañana.
Dios nos da la oportunidad de ponernos a cuentas con El .
Cada dia trae consigo una bendicion nueva,
donde nos permite renovarnos,
y ser mejores personas.

Gracias Dios por ser un Dios de oportunidades.

Gracias por tu misericordia y tu fidelidad

Salmos 91:4 “Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.”

id-amro-sy-f-264-wing-apr05

No hay mejor refugio que estar bajo la proteccion de Dios.

Si alguna vez te sientes desprotegido o inseguro, busca la presencia de Dios, y pidele que te envuelva entre sus alas, alli estaras seguro!

Recuerda, el nunca te desemparará y aunque se presenten una y mil situaciones dificiles,

El jamas te abandonará!   Escondete bajo sus Alas!

Deuteronomios 31:8
“El SEÑOR irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.”

Salmos 91:4
“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.”

By. Kanelitamiel

“La Gracia no significa abstenerse de la santidad.”

1364989499_b2cb81d456_o2

Muchos nos deleitamos en  decir “ya no vivimos bajo la ley sino bajo la gracia” porque sabemos que el poder de Dios se perfecciona en nuestras debilidades. El sacrificio de Jesús nos otorga perdón y a través de su sangre somos salvos y por ende tenemos acceso al trono de la gracia.

Romanos 5:1-2 dice “JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo: Por el cual también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Pero que pasa cuando pecamos con conocimiento y deliberadamente aun cuando conocemos ya la palabra y los mandamientos de Dios?  Sera que estamos abusando de la gracia?   Como seres humanos que somos, nos equivocamos y pecamos hasta con las miradas y con el pensamiento pero Dios sabe la lucha que tenemos día con día.  Cuando escribo acerca de pecar deliberadamente es cuando lo premeditas, cuando haces algo y en tu mente ya pensaste que luego vas a pedir perdón.

Si viviéramos bajo la ley, posiblemente ya estaríamos muertos porque nadie entraba al lugar santísimo indignamente.  Ahora en la gracia,  aunque somos indignos, tenemos toda la libertad de venir a la  presencia de Dios a través de la oración, de doblar rodillas  y obtener su perdón.  “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”  Isaías 43:25

Recordemos que Dios es Santo, Santo, Santo (tres veces Santo) y Él nos pide que busquemos la paz y la santidad, de lo contrario no podremos verle.  “Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Hebreos 12:14

Reflexiona y ten presente que estamos en los últimos tiempos, que el hecho que vivamos bajo la gracia de Dios no significa que tenemos la libertad de pecar deliberadamente y premeditadamente.  Busquemos la santidad.

Por: Emanuela Peccorini — “Kanelitamiel”

MinisterioDiosConNosotros.com