Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá. Salmos 27:10