Humildemente demos gracias a Dios


Hay tanto porque agradecerle a Dios, El ha sido y sigue siendo bueno. Aun en medio de las pruebas y tribulaciones, nos ha sostenido. Nadie dijo que la vida es facil, pero cuando caminamos de la mano con EL, es mejor.

En medio de los problemas debemos recordar los beneficios de Dios, pues es nuestro empuje para seguir adelante. Pero que pasa cuando estamos felices, cuando estamos contentos, cuando todo nos sale bien? Nos acordamos de darle gracias a Dios? 
Recordemos que lo que tenemos es gracias a El, El nos ha perdonado, El nos ha sanado, El nos ha restaurado, etc. etc.
Reflexionemos hoy, acerca de la bondad del Señor y de todo lo que ha hecho por nosotros. Toma tiempo hoy para agradecer a Dios por todos sus beneficios. Humildemente demos gracias a El.
>>>Lucas 17:11-19:
—Jesús sana a diez leprosos—
En su camino a Jerusalén, pasó Jesús entre las regiones de Samaria y Galilea. Y llegó a una aldea, donde le salieron al encuentro DIEZ hombres enfermos de lepra, los cuales se quedaron lejos de él gritando:
—¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!
Cuando Jesús los vio, les dijo:
—Vayan a presentarse a los sacerdotes.
Y mientras iban, quedaron limpios de su enfermedad. UNO de ellos, al verse limpio, REGRESO alabando a Dios a grandes voces, y se arrodilló delante de Jesús, inclinándose hasta el suelo para darle las GRACIAS. Este hombre era de Samaria. Jesús dijo:
—¿Acaso no eran diez los que quedaron limpios de su enfermedad? ¿DONDE están los otros nueve? ¿Únicamente este extranjero ha vuelto para alabar a Dios?
Y le dijo al hombre:
—Levántate y vete; por tu fe has sido sanado.

Kanelitamiel.com

Dios manda a que nos esforcemos 

Dios conoce cada una de tus aflicciones, sabe que lo estás pasando te quita las fuerzas y muchas veces tu corazón se llena de temor al verte amenazado por la situación. Recuerda que Él te manda a esforzarte, a ser valiente y a no temerle a lo que te hace frente; no te abandonará ni te dejará solo. Él irá contigo donde quiera que vayas, llénate de confianza y avanza sin dudar en tu corazón.

Dios quiere darte una doble porción 


Bendiciones a todos en esta hermosa mañana.

Cuando Dios estableció el plan para tu vida, Él no planeó simplemente darte lo que necesitabas para sobrevivir, o para apenas lograrlo.
Eres un hijo de Dios. 

¡Él quiere darte más que lo suficiente! Él quiere bendecirte abundantemente.
A lo largo de la Escritura, se nos anima a PEDIR para que podamos RECIBIR.
Quiero animarles con esta promesa que se encuentra en Mateo 7: 7. . .
“Pedid y se os dará; Buscad y hallaréis ; Llamad y se os abrirá la puerta”

Razones para reir….

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.