El hace mis pies como de ciervas, y me afirma en mis alturas.

Avanza a ese lugar alto, aunque nadie vaya contigo, aunque todos te dejen a medio camino. Posiblemente el camino sea peligroso, o encuentres tropiezos, pero avanza que Dios te ha dado pies como de ciervas, hábiles para llegar a lugares casi imposibles para muchos. 

Porque Dios ha diseñado esas alturas solo para ti. Por eso son tus alturas. No te preocupes que nadie te entiende, Dios te entiende. No te preocupes que estas solo, Dios está contigo. El hace mis pies como de ciervas, y me afirma en mis alturas.
Salmos 18:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s