Estamos en las manos de Dios

Hola, cómo te fué esta semana muy cansado verdad. Sabes le pedí a Dios que te cuidara. El sonrió y me mostró sus manos. Las cuáles tenía cerradas. Y me mostró que dentro de ellas estabas tú. Me volvió a sonreír y me dijo… Que crees que le pueda pasar. Si siempre esta en mis manos…

Le dije gracias señor porque esa persona que tienes entre tus manos es muy especial para mi…

ÉL me miró y dulcemente me dijo: si para ti es especial, imagínate para mi que soy su padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s