Desarrolla tu confianza en Dios

En todo momento de nuestra vida tendremos aflicciones, todo esto hace que clamemos desesperadamente por ayuda a Dios.

Trata de no sentirte solo, porque Dios ve todo lo que estás pasando y escucha tu clamor para librarte de todo aquello que quita la paz a tu corazón.

En medio de las situaciones que te afligen, desarrolla tu confianza confiando y creyendo en que Dios nunca abandona a sus hijos y tú eres uno de ellos.

El Plan de Dios

“Pero los planes del Señor quedan firmes para siempre; los designios de su mente son eternos.” Salmo 33:11 (NVI)

Muchas veces cuando nos toca planificar algo, cambiamos de parecer hasta encontrar algo que se adecúe a nuestras comodidades, pero Dios obra de una manera diferente.

Cuando Él planifica no cambia de parecer, sus pensamientos son firmes; pero como conoce tus puntos débiles, pone a tu alcance su misericordia.

Dios te ha dado dones y talentos para que puedas lograr tus objetivos y tus proyectos no queden solo en eso.

Confíale tus planes, para que los tome en sus manos y los bendiga.