Dios, dame la fuerza para atenuar mis emociones y responder en el compromiso espiritual más amoroso…

Muchas personas se han soltado emocionalmente de forma negativa. Tal vez ellos han sido heridos por otros, así que lanzan un muro para mantener a la gente hacia fuera.
 
Esto no es sano o útil en muchas relaciones. Sin embargo, hay un lugar para la sana separación emocional, especialmente cuando estás en conflicto con un miembro de la familia, amigo o compañero de trabajo.
 
Esta desvinculación emocional consiste en tomar sus emociones / sentimientos sobre el tema y dejarlos temporalmente a un lado. Muchas veces nos enojamos y nos enfadamos por una situación hasta el punto de que no podemos resolver el problema. Nuestras emociones son fácilmente manipuladas por los deseos de nuestra carne, que sólo busca nuestro placer en vez de humillarnos.
 
Cuando retrocedemos y nos desprendemos emocionalmente, debemos permitir que un compromiso espiritual tome su curso. El compromiso espiritual significa que nos hacemos la pregunta “¿Qué Dios quiere que yo haga?” Nos situamos fuera del trastorno emocional y empezamos a ver la situación desde una perspectiva eterna.
 
Ecelsiastes 7.jpgHacemos preguntas, ¿cómo esta situación importará cuando yo esté ante Dios algún día? ¿Lo he manejado de una manera que Dios me diga “bien hecho”? ¿O voy a sufrir la pérdida debido a mi orgullo y egoísmo? También debemos tener en cuenta la madurez espiritual de la otra persona y hacernos esta pregunta: ¿Mi respuesta dará a esta persona un verdadero reflejo de Cristo en mí?
 
La desvinculación emocional y el compromiso espiritual no significa que simplemente pasemos por alto y dejemos que la otra persona pase por encima de nosotros y la cuestión. Más bien, es una respuesta calculada y reflexiva que refleja la madurez espiritual y una actitud de Cristo. Cuando elegimos a Cristo, se nos da la sabiduría por encima de nuestras habilidades humanas para responder de la mejor manera.
 
OREMOS:
 
Querido Señor, ayúdame a saber cuando me estoy volviendo más emocional que espiritualmente involucrado en un conflicto. Dame la fuerza para atenuar mis emociones y responder en el compromiso espiritual más amoroso. Amén.

Ojo por ojo

18767407_309657262803443_5963996413508781620_n.jpg

Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”.[j] Pero yo les digo:

No resistan al que les haga mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra.

Si alguien te pone pleito para quitarte la camisa, déjale también la capa. Si alguien te obliga a llevarle la carga un kilómetro, llévasela dos.

Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no le vuelvas la espalda.

Mateo 5:38-42

“Este es el tiempo de retornar a casa junto a tu Padre”

Regresa a casa

Jesús cuenta la historia de un joven que guiado por sus emociones pidió a su padre la parte de la herencia que le correspondía, para así poder disfrutar de su juventud y de su vida lejos de casa; quizás había oído de las muchas novedades y diversión que había en otros pueblos y de las cuales se estaba perdiendo.

Después de haber disfrutado y gastado su herencia, quedó sin una moneda en el bolsillo, sin alimento y sin un lugar donde pasar la noche, terminó en la calle.

Cuando quedó solo y sin nada más que perder, tuvo que hacer una decisión: quedarse a vivir como un mendigo o volver a casa y reconocer su falta.

Lucas 15:18 muestra la decisión que tomó este joven “Volveré a la casa de mi padre y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti” (NTV).

Los afanes de la vida y los problemas cotidianos pueden haberte consumido tanto que te han desviado del camino correcto y hoy te encuentras solo y sin nada que perder; quizás hayas pasado momentos divertidos lejos de Dios pero hoy sigues sintiendo ese vacío y dolor en tu corazón porque sabes que no estás en el lugar correcto, pero por vergüenza, cansancio o miedo no piensas en volver a casa.

¡Haz la decisión correcta! Y no te quedes viviendo como un huérfano cuando tienes un Padre que te está esperando con los brazos abiertos para darte aún más de lo que perdiste.
“Entonces regresó a la casa de su padre, y cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio llegar. Lleno de amor y de compasión, corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó” Lucas 15:22 (NTV) Este versículo nos muestra a un padre que esperaba el regreso de su hijo, se mantuvo atento a su llegada y sobre todo demostró perdón con acciones, no le reclamó solamente lo amó.

Tus decisiones pueden haberte llevado muy lejos de casa y hoy te encuentras perdido, sin un lugar donde descansar y sentirte seguro, recuerda que tienes un lugar en la casa y en el corazón de Dios.

“Este es el tiempo de retornar a casa junto a tu Padre”

 

18447607_303324656770037_8972289338625864037_n

Hoy eliminaré de mi agenda dos días: ayer y mañana. Ayer fue para aprender,

@Kanelitami

Hoy eliminaré de mi agenda dos días: ayer y mañana. Ayer fue para aprender,

y mañana será la consecuencia de lo que hoy pueda realizar.

Hoy me enfrentare a la vida con la convicción de que este día jamás volverá.

Hoy es la última oportunidad que tengo de vivir intensamente,
pues nadie me asegura que mañana volveré a amanecer.

Hoy tendré la audacia de no dejar pasar ninguna oportunidad,
mi única alternativa es la de triunfar. Hoy invertiré mi recurso mas importante: mi tiempo, en la obra más trascendental: mi vida; cada minuto lo realizaré apasionadamente para hacer de hoy un día diferente y único en mi vida.

Hoy desafiaré cada obstáculo que se me presenta, con la fe de que venceré.

Hoy seré la resistencia al pesimismo y conquistaré al mundo con una sonrisa,
con la actitud positiva de esperar siempre lo mejor.

>>>>Kanelitamiel.com<<<<

Deja que la luz de Dios ilumine tu vida

devushka-zakat-solnce.jpgEstar en la luz de Jesucristo revela el favor de Dios en nuestro caminar diario.

La bendición de su luz va mucho más allá que las cosas materiales; es la misma presencia del Señor y su paz que reposa sobre nosotros en todo momento de nuestras vidas.

Deja que la luz de Dios ilumine tu vida, y que su bendita luz te acompañe en tu diario caminar. Bajo su luz, veras todo más claro.

“Dichosos los que saben aclamarte, que andan en la luz de tu rostro, Señor” (Salmo 89:15).

Por: Kanelitamiel

5/26/17

¿Llorar es de débiles?

oduvanchik-kapli-leto
El llanto es una reacción de un estado emocional, ya sea de dolor, angustia, alegría o impotencia. Aunque a veces se lo interpreta como un signo de debilidad, podemos afirmar que no lo es. De hecho la debilidad consiste en la falta de firmeza en el carácter y cuando uno llora, sólo está expresando un sentimiento, de ninguna manera está en juego la firmeza del carácter. Si llorar fuera una debilidad, luego todos seriamos débiles pues

¿Quién no ha llorado alguna vez?

 
Se dice que solamente el ser humano es capaz de producir lágrimas como reacción a un estímulo que provocó dolor o tristeza, con el tiempo me di cuenta que no es bueno reprimir el llanto, sino que debemos verlo como una exteriorización normal de nuestros sentimientos.
 
En una ocasión el Rey David, al enterarse de la muerte de su hijo, lloró amargamente: “Entonces el rey se turbó, y subió a la sala de la puerta, y lloró; y yendo, decía así: ¡Hijo mío Absalón, hijo mío, hijo mío Absalón! ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!” 2 Samuel 18:33. David, estaba desbastado ante esta pérdida, aunque como sabemos, Absalón estaba poniendo en riesgo la vida de su padre.
 
También Jesús lloró ante la muerte de su amigo Lázaro, sin embargo su carácter siempre fue firme, porque sabía quién era y demostrar compasión o dolor no lo hacía menos delante de los demás. Por el contrario instantes más tarde, dio una muestra inequívoca de autoridad al decirle a Lázaro saliera fuera y haciendo que resucitara.
 
Muchas veces escapamos de expresar esta emoción, por miedo a parecer débiles; sin embargo, debes estar seguro que llorar tiene ciertos beneficios: nos ayuda a reducir el estrés, da claridad de pensamientos y permite desahogar tus emociones, posibilitando pensar más claramente sobre la situación que te angustia, por lo cual estarás más cerca de la solución de tu problema.
 
Probablemente tendremos que seguir experimentando situaciones en las que debamos derramar lágrimas. Pero esto, lejos de ser una señal de debilidad, debe entenderse como un signo que muestra nuestra dependencia y necesidad de Dios. Llorar significa: yo no puedo con esto, pero conozco a uno que tiene todo poder para darme la salida de esta situación.
 
Cuando veas a alguien llorar, préstale tu apoyo y escúchalo. Ahora, cuando seas tú el que llora, recuerda que no estás solo, Dios está contigo en todo momento, también y con más razón en los tiempos de angustia.
 
Cuando lloramos y derramamos lo que hay en nuestro corazón delante de Dios, recibimos, esa paz y consuelo que sólo Él puede dar.
 
“Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más”. Apocalipsis 21:4
 
Escrito Por: Soraida Fuentes

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”. 1 Juan 4:18

15230634_1828969467321360_4423808778686345554_n

El temor es aquello que sentimos cuando consideramos que algo perjudicial o negativo pudiera ocurrir.

Esto sucede cuando nos sentimos amenazados por algo o alguien lo cual puede llevarnos a vivir preocupados perdiendo el gozo y la paz.

La falta de amor hace que el corazón se llene de miedo; deja que Dios derrame sobre tu vida su perfecto amor.

Esto hará que vivas con una mayor confianza perfeccionado en amor. ¡No temas!