Al madurar, cambiamos nuestro modo de reaccionar…

aaa

Al madurar cambiamos nuestro modo de reaccionar…

A veces llega un punto en la vida en la que, sucediéndonos las mismas o parecidas cosas a antes, no reaccionamos de la misma manera. Tal vez nos sorprenda, pero miramos en nuestro interior y vemos que algo ha cambiado, ya no reaccionamos de la misma manera. Ese cambio no es la edad sino la madurez, la toma de conciencia, o el plantearnos con honestidad, hacia dónde queremos dirigir nuestros pasos.

Es que todo cambio influye en nuestra vida, en conocernos mejor, en formar nuestra persona, en convertirnos en las mujeres reales que somos… y no en una burda copia de lo que dicta la familia o la sociedad.

Cuando ves que las mismas cosas ya no te afectan como antes, cada acierto es un logro que nos estimula, pero cada desencuentro habla más de lo que necesitamos aprender, y urge que sea valorado desde ese modo para no tener lecciones acumuladas que sólo nos aporten sufrimiento.

Nadie quiere sufrir, pero por culpa de nuestras ideas y expectativas preconcebidas, siempre acabamos sufriendo. Cuando la realidad no es tal cual lo esperamos, nos desmoronamos. Y cuando no provocan ese bajón, es que hemos crecido y madurado.

Trasformamos nuestro ser reactivo, resistente, en un ser más evolucionado; maduro y proactivo, que tiene la capacidad de subordinar los impulsos a los valores pilares de nuestra ética y moral.

La vida es una gran escenario en el que cada persona es un maestro que trae algo para nosotras, nadie se cruza en nuestras vidas por casualidad.

¿De quienes aún no has aprendido? ¿Qué crees que tienes para aprender de tu pareja? ¿Y de tus hijos?

Cuando te acostumbres a quitarle dramatismo al día a día, pensarás de forma más liviana, y tu mochila no cargará con tantas piedras.

Aprenderás de todo lo que te rodea, y eso te permitirá evolucionar en tu misión: ser feliz.

No aprendemos de la experiencia, aprendemos de reflexionar acerca de la experiencia.

7 Claves para ser feliz:

*Respira con el corazón, recuerda que el aire es tu combustible
*Sonríe o llora, haz lo que sientas, no vendas una imagen que no es
*Destierra el miedo con su opuesto que es el amor
*No te compares con nadie, disfruta tu originalidad
*Goza, y mantén contemplación
*Háblate con amor, hazlo también con las demás personas
*Elimina comentarios tóxicos o críticas, ni siquiera te enredes en esos pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s